• El rol de las madres ejecutivas se hace más notorio en las empresas y algunas de ellas  ya reconocen el valor que ellas tienen para el crecimiento de la organización 

 

Lima, 05 de mayo de 2023.- No existe un manual para formarse como madre y a la vez desarrollarse como ejecutiva en una empresa. Ambas actividades para hacerlas bien requieren diariamente de esfuerzo, entrega y dedicación, lo cual sigue siendo aún un desafío en estos tiempos; sobre todo en los países en desarrollo como lo es el Perú.

Sin embargo, en los últimos años ha habido un aumento en la cantidad de féminas que ocupan un cargo directivo empresarial. Según un informe de Grant Thornton, el 37% de puestos directivos, en América Latina, está ocupado por mujeres.

Y es que el desempeño de las madres ejecutivas está trayendo habilidades únicas al mundo laboral, como la resolución de problemas, compromiso, dedicación y la perspectiva diferente para la toma de decisiones, por mencionar algunas.

En ese sentido, y conmemorando el Día de la Madre, Patricia Medina, Gerente de Gestión Humana de Celepsa, empresa del Grupo Unacem, comparte algunas habilidades que las madres ejecutivas están demostrando para cambiar la dinámica en el mundo laboral:

  • Capacidad de gestionar el tiempo: debido a las múltiples tareas que una madre suele realizar en su día a día, tienden a organizarse y gestionar mejor el tiempo. Estas características se ven reflejadas en el ámbito laboral donde maximizan las horas y los recursos de la empresa; potenciando más aún su habilidad multitask.
  • Capacidad de liderazgo y alto nivel de empatía: las madres ejecutivas suelen tener un mejor perfil de liderazgo que conjuga con su nivel de empatía, buena comunicación. Esto significa que son conscientes de las necesidades de sus equipos y se aseguran de que tengan las herramientas y el apoyo que necesitan para realizar su trabajo de manera efectiva y eficaz.
  • Proyección para ser mentores: Las madres ejecutivas también buscan oportunidades para ser mentores y mentorear a otros, de esta forma continúan creciendo profesionalmente. Asimismo, comparten su experiencia y conocimiento con su equipo, especialmente con otras mujeres, lo cual les permite abrir camino a otras féminas en el mundo laboral y demostrar que es posible ser madre y tener una carrera exitosa al mismo tiempo, contribuyendo a promover la igualdad de género.

«Antes, ser madre era visto como un barrera u obstáculo para progresar en la carrera profesional; sin embargo, hoy las empresas consideran valioso contar en su Staff con personal femenino. Desde Celepsa, cuidamos el valor de ser madre y colaboradora pues reconocemos el valor de la diversidad en su fuerza laboral y el aporte que brinda a la organización», señaló Medina.